El vuelo 1263 de Aerolíneas Argentinas aterrizó en la mañana de este jueves en Ezeiza proveniente de Asunción y trajo a los refuerzos estrella de San Lorenzo para completar un mercado súper movido.
Los hermanos paraguayos Oscar y Ángel Romero irán más tarde a la Clínica Rossi para los exámenes médicos y este viernes serán presentados en el estadio con la presencia del presidente Matías Lammens y del vice Marcelo Tinelli, hombre clave en la negociación que duró 40 días y que también lo tuvo al dirigente Marcelo Moretti como eje importante.

San Lorenzo desembolsará 4 millones de dólares en total para quedarse con el 80 por ciento de los dos futbolistas, que acordaron salir de sus clubes y resignar dinero en sus salarios para cumplir el sueño de volver a jugar juntos, como hicieron en sus inicios en Cerro Porteño y también en la selección guaraní.

Así, Ángel dejó Corinthians después de cinco años en los que fue figura y goleador. Con las camisetas de Cerro y del conjunto paulista, el delantero disputó en total 223 partidos y anotó 51 tantos.
Este año bajó su ritmo puesto que al decidir a fin de 2018 que no renovaría su contrato dejó de tener continuidad.
La pretemporada la realizó por su cuenta.

Mirá también
Mirá también

Matías Lammens postuló a Marcelo Tinelli para que sea su sucesor en San Lorenzo

Mientras tanto, su hermano Oscar, un volante ofensivo con mayor creatividad, llegó desde el Shangai Shenhua de China (28 cotejos y 5 goles) luego de exitosos pasos por Racing y Alavés de España.
En toda su carrera lleva 230 partidos y 32 anotaciones.

Ver esta publicación en Instagram

“Los sueños están para hacerse Realidad”🙏🏻⚽️🔴🔵

Una publicación compartida de RomeroTeam (@romeroteam) el

¿Cómo se gestó su desembarco en San Lorenzo? Todo comenzó más de un mes atrás cuando desde Boedo se enteraron de que Ángel quedaría libre de Brasil.
Las charlas derivaron en la chance de traer a los gemelos de 27 años.
Una de las condiciones sine qua non era esa: “Los dos o ninguno”, dijeron.
Y así fue.
La otra cuestión que quisieron que figurara en sus contratos, que tendrán una extensión de tres años y sendas cláusulas de rescisión de 8 millones de dólares, fue que usarán las camisetas 10 (Oscar) y 11 (Angel).

Mirá también
Mirá también

San Lorenzo tuvo en su arquero a la gran figura y le ganó a Gimnasia con un zurdazo de Pittón

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La eliminación de San Lorenzo de la Copa Libertadores en octavos de final ante Cerro Porteño fue un cimbronazo importante para el mundo cuervo.
El técnico Juan Antonio Pizzi ya había avisado que el plantel era extenso, aunque considera a los Romero como futbolistas que jerarquizarán al equipo.
Y eliminados de la competencia internacional, desde el Ciclón se replantearon traer a dos figuras.
La conclusión fue redoblar la apuesta para ganar la Superliga.

Por eso, los últimos detalles de sus vínculos y temas impositivos se terminaron de cerrar en la semana en Paraguay entre la dirigencia azulgrana y el otro hermano Romero, Fernando, quien hizo las veces de representante.
Con todo resuelto, ahora sí, la espera terminó.
Los gemelos fantásticos ya están acá después de todo.

Mirá también
Mirá también

El desconsuelo de Pizzi: “La primera sensación es de tristeza y desilusión”

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original